Y esta es la historia de nuestros inicios…

He estado involucrado en el desarrollo del sector tecnológico de Latino América por más de 20 años y fui Presidente de la Junta Directiva de CAPATEC (Cámara Panameña de Tecnologías de la Información, Innovación y Comunicaciones. Esto me hizo consciente de que países como Finlandia y Singapur, quienes han dado un salto importante en su desarrollo económico en relativamente poco tiempo, porque tomaron la decisión de invertir en educación e innovación.

Fundé MasKodigo, convencido de que en Panamá y Latino América tenemos la misma oportunidad y podemos posicionarnos como un Hub Digital con proyección mundial. Pero, tenemos un reto importante, el interés por las carretas de Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC) es cada vez menor. Sin cantidad y calidad de capital humano no lograremos el objetivo de crear un modelo económico basado en la innovación. Por ello, nace MasKodigo, la Primera Academia de Programación para niños en Panamá, en donde enseñamos programación y emprendimiento a niños y adolescentes.

En MasKodigo proveemos una experiencia educativa que ayuda a los niños a desarrollar un pensamiento computacional y las habilidades de programación en un ambiente divertido, creativo y no-tradicional. Con una innovadora plataforma visual e interactiva les proveemos una introducción fácil a la programación y los facultamos a crear e innovar. Reciben instrucciones personalizadas y una variedad de divertidas actividades, tutoriales y juegos.

Cuando inician, a los niños les enseñamos los conceptos fundamentales de las ciencias computacionales, a través de bloques lógicos que tienen por “detrás” javascript, sin tener que entender una sintaxis compleja de programación.

En los salones no hay profesores sino mentores, ni tampoco tablero. La mayor interacción se da con una plataforma tecnológica que emula un tutor. La metodología de enseñanza permite que cada niño avance de acuerdo con sus propias capacidades. Y nosotros, a través de herramientas automatizadas llevamos la medición del avance de los niños.

El otro pilar de este modelo de educación vanguardista es que a los niños los introducimos a las habilidades necesarias para ser emprendedores. Liderazgo, innovación, pensamiento crítico, valores, la importancia de las redes de contactos, entre otros, son los conceptos a los que son expuestos. Para ello, tenemos especialistas de áreas de Psicología, Ingeniería.

Nuestro programa académico es continuo y tiene una duración de 9 meses. Fue diseñado siguiendo modelos exitosos usados en Estados Unidos y Europa. Además es multi-anual, lo que significa que cada año, el niño o niña va avanzando hacia la meta de convertirse en un Programador Profesional. Lo que buscamos es poder regresar a los padres y a la sociedad un profesional formado desde muy temprana edad.

Y con esto, proponemos una educación del Siglo XXI, un modelo vanguardista no tradicional, ya que aprender a programar abre un universo de oportunidades. El iPhone®, iPad®, Android ™ OS, Facebook®, Google Maps, las computadoras, los robots todos funcionan con aplicaciones de software. La programación o “coding”, y saber cómo resolver problemas, son algunas de las habilidades más esenciales de esta era digital. Estudios recientes muestran que los puestos de trabajo en carreras de tecnologías de información tendrán una demanda impresionante en los próximos 10 años, y son la categoría de “mejor clasificado de la industria”.

Además el aprendizaje de la programación tiene otros beneficios colaterales como ayuda a mejorar el rendimiento de los estudiantes en otras materias y los niños se sienten capaces y ganan confianza en sí mismos. Bien decía Steve Job, fundador de Apple: “Todo el mundo en este país debe aprender a programar una computadora… ya que eso te enseña cómo pensar.”

En MasKodigo seguimos un modelo de responsabilidad social, estamos unidos a un movimiento educativo mundial llamado “La Hora del Código” en donde regularmente, impartimos una hora de clases gratis a estudiantes de escuelas públicas y privadas. Mediante esta iniciativa queremos que niños y niñas tengan ese contacto inicial con la creación de código y se formen en una auténtica cultura del desarrollo tecnológico, que les permita ser actores de la ciencia y la tecnología aplicada a la resolución de problemas relevantes en sus propias vidas y en la sociedad. Esta es una iniciativa abierta que realizamos para niños de 7 a 14 años que quieran aprender a programar; para así ir sembrándoles esa semilla que redundará en soluciones para un futuro mejor.

Trabajamos también con la empresa privada y gremios empresariales, para dictar estos cursos a los hijos de sus colaboradores o niños de comunidades de bajos ingresos y así inspirar a los chicos y mostrarles la gran oportunidad que tienen por delante si dedican su vida profesional a las ciencias computacionales. Las empresas también ven esto como positivo porque estos chicos son la fuerza laboral calificada que ellos necesitarán en un futuro cercano, y esto también estimula la fidelidad de sus actuales colaboradores.