En el mundo centrado en la tecnología de hoy, las habilidades de STEM (que significa ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) están en demanda como nunca antes. Vemos repetidamente en las noticias que se proyecta un gran faltante de profesionales técnicos.

Pero, ¿cómo nos aseguramos de que nuestros hijos estén completamente equipados y, lo que es igual de importante, que estén emocionados de tener éxito en la tecnología en toda la escuela, la universidad y sus futuras carreras?

Tal vez has estado tratando de involucrar a tu hijo o hija en temas tecnológicos, pero simplemente no resulta. Quizás sueñes con encontrar su vocación como diseñador web, desarrollador de software o artista gráfico, pero no muestra ninguna inclinación técnica. A corta edad los chicos les cuesta mantenerse centrados en un tema o en una actividad , ¡pero no te rindas!

Existen innumerables enfoques para inculcar el gusto por la tecnología, pero no existe una fórmula mágica que funcione para todos los estudiantes. Como padre, es un juego de prueba y error, y cuanto antes comiences, mayores serán las probabilidades de abrir los ojos y la mente de tu hijo a un mundo de posibilidades creativas en la tecnología.

Aquí algunas ideas para encender esa chispa en tu pequeño o pequeña y desde temprana edad comience a tomar un rumbo tecnológico:

1. Elige los Últimos Juguetes STEM

Atrás han quedado los días de rosa para las niñas y modelos de coches y figuras de acción para los niños. Los principales fabricantes de juguetes educativos de hoy están mejorando al romper las barreras de género. Gracias a compañías progresivas como GoldieBlox, littleBits, Makey Makey, Roominate, Thinkfun y muchos otros, los niños y las niñas pueden ampliar sus horizontes creativos y aprender sobre ingeniería, circuitos, codificación y mucho más de una manera accesible y divertida.

2. Únete al movimiento Maker

«Maker» es un término popular para inventores, diseñadores, desarrolladores, ingenieros y expertos en tecnología independientes que prosperan en la creación «Do-it-Yourself». En los últimos años, ha surgido comunidades muy activas, con la aparición de las ferias de“Makers” en ciudades de todo mundo. Estos eventos sirven como vitrinas de colaboración para creadores apasionados de todas las edades. Encuentra una feria de «Makers» cerca de donde vives, llévalo y enciende la imaginación de tu hijo. Descubrirán inventos tecnológicos únicos e interactuarán con innovadores talentosos e inspiradores.

3. Preséntale ejemplos de líderes tecnológicos

Cuando intentas despertar la imaginación de tu hijo, es vital exponerlo a empresarios STEM actuales, relevantes e innovadores . Estamos hablando de Markus Persson (creador del videojuego Minecraft), Mark Zuckerburg (fundador de Facebook), Elon Musk (fundador de Tesla), y otros triunfadores modernos.

Cuando se trata de niñas en STEM, este paso es especialmente crucial, dada la persistente brecha de género en las carreras de STEM. Un modelo a seguir relacionado puede hacer toda la diferencia.

4. Fomenta el pensamiento no tradicional

Ya sea que tu hijo tenga 5, 11, 16 años o en algún punto intermedio, aproveche cada oportunidad para alentar su creatividad, el pensamiento «out of the box» y resolución de problemas. Estas son las habilidades que los futuros reclutadores y empleadores de alta tecnología desean ver, las mismas habilidades que permitirán a tu hijo alcanzar su máximo potencial en la escuela, la universidad, la carrera de sus sueños y su vida personal.

5. Intenta con actividades tecnológicas después de la escuela

La incorporación de la ciencias computaciones en el currículo de la escuela pública puede ser un proceso largo. Mientras tanto, intenta inscribir a tu hijo en cursos o clubes después de la escuela (como un equipo de robótica o programación) y actividades que se centren en STEM. El ambiente suele ser más informal que un aula regular, lo que permite a los estudiantes ser creativos y colaborar con amigos.

¿Eres un padre que estás teniendo retos al querer involucrar a tu hijo con la tecnología? Comparte tus experiencias o consejos en los comentarios.